Adaptógenos

Son una clase de plantas y hongos que combaten el estrés y equilibran el cuerpo. Literalmente, como su nombre lo dice, ayudan al cuerpo a adaptarse, ajustarse y recalibrarse dependiendo de nuestro entorno emocional y físico. Fueron por primera vez categorizados por el Dr. Nikolai Lazarev en Rusia en 1947 como reguladores del metabolismo.

Los adaptógenos ayudan a nuestros cuerpos a lidiar con los efectos negativos no solo del estrés físico o mental, sino también de los factores estresantes externos como la contaminación ambiental, la radiación, malos hábitos y sustancias tóxicas. Los adaptógenos tienen una influencia normalizadora en el cuerpo, es decir, la homeostasis que es algo que ayuda a nuestro cuerpo a mantenerse saludable. Por ejemplo, pueden ayudar a calmar en momentos de estrés, traer paz a una mente acelerada en medio de la noche.
Pueden dar claridad cuando hay confusión y dar energía cuando estamos cansados.
Agotado